Make your own free website on Tripod.com

Cruz de Oro de la Península

Se trata de una condecoración inglesa otorgada a oficiales que tuviesen bajo su mando al menos a un batallón en las siguientes operaciones: Roliça, Vimeira, La Coruña, Talavera, Sahagún, Benavente, Bussaco, Barossa, Fuentes de Oñoro, La Albuera, Ciudad Rodrigo, Badajoz, Salamanca, Vitoria, Pirineos, San Sebastián, Nivelles, Nive, Orthez y Tuolouse. La forma es la de una cruz paté en cuyo centro puede verse un león contornado con las cuatro patas en el suelo; los brazos de la cruz están rodeados por una orla de laurel y en el canto lleva inscrito el nombre del militar distinguido. La entrega de medallas por batalla fue sustituída por un nuevo sistema según el cual los militares sólo podrían llevar una medalla; en las segundas, terceras, etc. batallas en que participasen, se les otorgaban broches de oro, que serían cambiados por una cruz de oro en la que figuraba en cada brazo el nombre de una de las cuatro batallas por las que se les concedía tal Distinción. La recompensa por siguientes acciones consistía en nuevos broches en los que figuraba inscrita el nombre de la batalla; la sustitución de cuatro broches por una cruz no volvió a producirse.

Los generales llevaban la Cruz de Oro de la Península y los broches colgados del cuello, mientras los demás militares los llevaban en el ojal.

La Cruz que vemos es la otorgada al primer duque de Wellington. En la cruz figuran los nombres de las siguientes batallas: Vimeira, Bussaco, Fuentes de Oñoro y Talavera; al borde la inscripción General marqués de Wellington; los broches dan constancia de las victorias de Ciudad Rodrigo, Badajoz, Salamanca, Vitoria, Pirineos, Nivelles, Nive, Orthez y Touluse.