Make your own free website on Tripod.com

Joaquín Blake y Joyes

De ascendencia irlandesa y calidad noble, nació en Málaga el 19 de agosto de 1759. Sentó plaza de Cadete del Regimiento de Infantería América, el 10 de enero de 1774 cuando aún no contaba 15 años de edad. Nombrado el 18 de septiembre de 1775 Subteniente de Fusileros, dada su especial aplicación en 1777 se le designó Maestro de Cadetes. Siguió las vicisitudes propias de sus empleos asistiendo al bloqueo de Gibraltar y posterior participación en la ocupación de Mahón, siendo nombrado Subteniente de Granaderos el 13 de julio de 1781. Unos meses después, el 1 de marzo de 1782 alcanzó el grado de Teniente. Firmada la Paz de Versalles en 1783, se traslada nuevamente a la Península y el 27 de junio de 1784 se le nombra Teniente vivo con destino a la Academia de Cadetes del Puerto de Santa María. Asciende a Teniente de Granaderos con fecha 9 de junio de 1787 y a Capitán el 12 de agosto de 1791. Incorporado a su Regimiento, los días 25 de abril y 5 de mayo de 1793 asiste a las acciones de Sare o Zara y de Urrugne en los Pirineos Occidentales formando parte de las tropas del general Caro. Al crearse el Regimiento de Voluntarios de Castilla fue ascendido a Sargento Mayor, esperando como así fue, que los adiestrase con premura y pudiesen pasar al Rosellón. Después de diversas acciones, el día 19 de agosto de 1794 resultó herido en el ataque a la Muga. En 1795 ascendería a Teniente Coronel del Regimiento de Cazadores Voluntarios de la Corona. Estaba este Cuerpo formado con jefes, oficiales y soldados elegidos entre los mejores con la finalidad de que fuese un regimiento capaz de llevar a cabo las más complejas acciones y así intentar la elevación de la decaída moral del resto de las tropas. Por sus brillantes acciones se le premiaría con el grado de Coronel el 4 de septiembre. Unos días después, el 25 de septiembre solicita el retiro. y el empleo de coronel efectivo con fecha 18 de octubre del mismo año. y el generalato le llegaría en 1802, a poco de iniciada la guerra de Independencia, en el mes de junio de 1808 fue propuesto al grado de Teniente General. Fue Regente del Reino en diciembre de 1810. Por los méritos adquiridos en la batalla de Albuera fue ascendido a Capitán general en 1811. En febrero de 1812 fue hecho prisionero en Valencia y permanecería encerrado en el castillo francés de Vincennes hasta el año 1814 en que regresó a España. El 28 de abril de 1815 fue nombrado Ingeniero General de los Ejércitos. Falleció en Valladolid el 27 de abril de 1827.

Al general Blake, su experiencia y la densa acumulación de conocimientos profesionales que tenía referentes a las diversas Armas y Servicios del Ejército le había llevado a estudiar y proponer la creación de un Cuerpo especializado que pusiese a sus miembros en situación de poder interpretar y auxiliar las necesidades de los ejércitos en campaña. El Cuerpo de Estado Mayor, permanente y ávido siempre de prosperar conforme al arte de la guerra. Su propuesta se elevó al Consejo de Regencia de España e Indias, en 25 de mayo de 1810 y resultaría aprobada el siguiente 9 de junio. La existencia este nuevo Cuerpo posibilitaría que durante los siguientes cuatro años que aún duraría la guerra, se adoptasen medidas militares en un modo más coherente y previamente estudiados, y que el general Banús en su obra "Napoleón, 1796-1815", pp. 115, nos dice: "...A Napoleón le faltó un Estado Mayor General para transmitir sus órdenes y dar unidad a las operaciones...Napoleón no tuvo siquiera Jefe de estado mayor. Nominalmente lo era Berthier, pero en la practica no pasaba de ser un Secretario...".