Make your own free website on Tripod.com

GROUCHY, Enmanuel

Mariscal del Imperio y Marqués de Grouchy.

Nació en París en 1766, en el seno de una familia de la nobleza de Normandía, a los 14 años ingreso en el Ejército y fue Oficial de los Guardia de Corps durante la Revolución. Rápidamente adoptó las ideas de aquel nuevo tiempo, contagiado de los Beaumarchais, d'Alambert, Turgot, Concorcet y Bañáis. Siguiendo estos últimos alcanzaría los restantes rangosmilitares.

En 1792 fue nombrado Mariscal de Campo y Comandante de la Caballería del Ejército de los Alpes. Por ser de calidad noble, le fue aplicado el Decreto que excluía a éstos del Ejército. Se reenganchó como simple soldado en la Guardia Nacional. Tenía en ese momento, veintiséis años. Algo después, el 11 de junio de 1795, le fueron devueltos los grados, y por ello le veremos como General de División, que el año anterior le habían concedido los comisarios del Ejército. Nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército del Oeste, pasaría en 1798 a Italia donde se distinguió en diversas acciones de aquella campaña. Tras la derrota de Novi, el 15 de agosto de 1799 las únicas tropas que sostuvieron la retirada y evitaron una mayor debacle fueron precisamente las que mandaba Gruchy, después de haber recibido catorce heridas, cayó prisionero.

Recobrada la libertad, pasa al Ejército de Reserva. El Mariscal Moreau reclama la presencia de Grouchy, quien puesto a la cabeza de una División, tomará decisiva parte en la batalla de Hohenlinden el 3 de diciembre de 1800. Será el Comandante general de una división de caballería y al frente de ella tomará parte en la campaña de Prusia de 1806. Grouchy será el primero en entrar en Lübeck. Sin embargo la carga que hace en Eylau, el 8 de febrero de 1807, es considerada como brava, heroica. Cuatro meses más tarde en los fiordos de Friedland, el 14 de junio de ese mismo año, se distinguirá de nuevo.

Tras todos estos éxitos es enviado a España, y nombrado Gobernador de Madrid, participará desgraciadamente en el funesto Dos de mayo de 1808, la represión llevada a cabo será de su responsabilidad. Después de aquellas jornadas, Grouchy será destinado al Ejército de Italia, donde participará en la batalla de Raab, el 14 de junio de 1809, a las órdenes del príncipe Eugenio de Beauharnais.

Durante la batalla de Wagran, sus dragones desempeñarían su cometido con eficacia decisiva.

En 1812, fue Comandante del III Cuerpo de Caballería en la batalla de Borodino, cubriendo con gran oportunidad la retirada de aquel Ejército. Finalizada la campaña solicitó su pase a la Infantería. Napoleón rechazó tal idea, puesto que reconocía la eficaz labor que Grouchy desarrollaba al frente de la caballería gala.

Herido en su amor propio, Grouchy solicita su retiro, sin embargo llegado el año 1814, en ocasión de los Cien Días, solicita tomar parte en la campaña de Francia, siendo nombrado Comandante en jefe de la Caballería francesa. Se distinguirá en Vauchamps.

Bonaparte le nombró Mariscal de Campo y estará en la batalla y toma de Ligny, el 16 de junio de 1815. Al día siguiente, el 16, se apodera de Fleurus y Napoleón le dá orden de perseguir a Blücher a la cabeza de dos Cuerpos de Infantería y dos de Caballería, con objeto de impedir su reunión con Wellington. El general prusiano intuyó el movimiento de Grouchy y logro desbaratar sus planes, forzando a que el 18 de junio lo sorprende sobre la carretera de Wavres donde Blücher se había reunido con el británico, y tras rápido movimiento el prusiano se dirigió a Waterlloo, sin que Grouchy pudiese alcanzarle, enfrentándolo a la artillería situada en Mont-Saint-Jean. No se desvía Grouchy

Caido en desgracia a raíz de Waterloo, Grouchy se refugiaría en América. Retornará en 1821, obteniendo de Luis XVIII el reconocimiento de todos sus títulos y honores, a excepción del gardo de Mariscal.

Con la llegada de Luis-Felipe, éste le nombrará Par de Francia.

Fallece en Saint-Ettienne, en 1847. Tenía 81 años de edad