Make your own free website on Tripod.com

MURAT Loubière, Joachim


Nació en La Bastide Fortunière, a cinco leguas de Cahors, el 25 de marzo de 1767. Dedicado por su familia al sacerdocio. El joven Murat obtiene una beca para estudiar en el colegio de Saint Michel de Cahors, tras finalizar aquella enseñanza pasa al Seminario de los Lazaristas, en Tolosa. Allí van pasando los días de aquel nostálgico estudiante al que realmente atrae más la Milicia que la Cruz, cuando en los primeros meses de 1787, pasan por la ciudad los hombres del 12º de Cazadores que va a guarnecer la Plaza de Carcassone, Joaquín que a la sazón cuenta 20 años, el 23 de febrero de 1787 se alista en la Compañía de Niel. A finales de 1789 licenciado del Ejército, se emplea en una mercería de Saint-Céré.

Del ostracismo saldrá de manos de la fortuna que le corresponde cuando es elegido para representar a su Cantón en la Fiesta de la Federación que se celebraría el 14 de julio de 1790. Meses más tarde, en noviembre de 1791, los Guardias Nacionales del Cantón de Montfaucón, designan a Bessières y a Murat para formar la Guardia Constitucional que la Asamblea Legislativa le asignara al rey Luís XVI.

En marzo de 1792 dimite al tiempo que denuncia al coronel Descours por graves irregularidades en el Cuerpo de Guardias Nacionales. Esta denuncia es la que produce el posterior licenciamiento de dicha Guardia.

Apoyado en sus protectores, logra alistarse en el 12º Regimiento de Cazadores a Caballo, de guarnición en Toul. Es el comienzo de su brillante carrera, así el 29 de abril siguiente es nombrado Sargento Brigada, un mes más tarde, el 15 de mayo lo hallaremos como Mariscal de Logis; en noviembre es Lugarteniente en espera de que su coronel D'Urre de Molans sea ascendido a General. Llegado este momento, Murat es nombrado su Ayudante de Campo, y ascendido a Capitán con fecha 14 de abril de 1793.

En Arras se encuentra con Landrieux, comisionado del Consejo Ejecutivo que esta organizando un Cuerpo franco de caballería, bajo el nombre de Hussards-Braconnieres. Como quiera que Landrieux es hombre poco capaz, fácilmente entra en contacto con Murat a quien considerado y le propone formar parte del Cuerpo en calidad de Jefe de Escuadrón. Aceptada la propuesta, es nombrado interinamente el 1 de mayo de 1793.

Como quiera que parece ser Landrieux se dedicaba especialmente a la captación de caudales a su favor, Murat que no quiere participar en ello, y es especialmente escrupuloso en todo aquello que es ajeno a la condición militar, pronto denuncia a su anterior protector, estableciéndose un cruce de denuncias de las que en principio sale mal parado Murat, al considerársele perteneciente a una familia noble, los Murat de Auvernia. Demostrará Murat su inteligencia al contrarrestar los efectos de su apellido mediante el simple cambio a Marat con el que empieza a firmar su correspondencia. Surte el efecto apetecido en Flers, el 6 de frimario (26 de noviembre), al lograr un examen depurador de los oficiales de su Regimiento, en él se encuentra que Landrieux comete asiduamente delitos contra Francia, es expulsado, borrado de las listas y encarcelado. La guerra epistolar y de contradenuncias es seguida por Landrieux, y logra que el 28 de floreal del año II (17 de mayo de 1794) sea arrestado Murat, aumentando sus testimonios el siguiente 9 de termidor, acusando a Joaquín, de robispierrismo y anarquía.

Recuperada la liberta, el 2 de pradeal del año III conduce a las Tullerías los primeros 79 Húsares de que puede disponer la Convención. El resto de su Regimiento se encuentra acampado en Marly, con 260 hombres disponibles y 16 situados en Nanterre.

Sobre las diez de la noche del 12 de vendimiario, ante el peligro de que los realistas se apoderen de unas piezas de artillería que hay en Sablons, Barrás y Napoleón reclaman un Oficial de Caballería enérgico y con demostrada adscripción a las ideas republicanas: todos les indican un nombre: Murat. Nombrado inmediatamente le entregan 300 soldados de Caballería y han de dirigirse a galope a Sablons para apoderarse de 40 piezas de artillería que allí se encuentran.

A las cinco de la madrugada del día 13, Murat entra en el patio del Carrusel con las piezas de artillería. Aquellas piezas situadas en los puntos estratégicos son las que harán que cerca de 40.000 hombres abandonen sus posiciones defensivas a favor de los revolucionarios.

Murat ha entrado de pleno en su gloriosa carrera militar, y por ello solicita el nombramiento de Jefe de Escuadrón de la Guardia del Directorio Ejecutivo.

El 30 de nevoso (20 de enero de 1796) solicita permiso para visitar a su familia, Murat esta francamente furioso por la lentitud en recompensarle por sus acciones anteriores. Sin embargo el 13 de pluvioso (2 de febrero) es nombrado Jefe de Brigada, y pocos días después, el 10 de ventoso (29 de febrero), avalado por Junot y Marmont, Ayudante de Campo del Estado Mayor de Bonaparte para el Ejército de Italia.

Es interesante su carrera militar, especialmente entre los años 1787 y 1796.

A partir de este momento su carrera militar, es:

Batalla de Mondovi, acompañando al general en jefe de la Caballería gala, en el ataque Stenghel, fallece y Murat asume el mando al frente del 20º de Dragones. Murat es nombrado por Bonaparte para firmar es armisticio con los piamonteses.

Murat y Junot llevan a París, a la Asamblea, las veintiuna banderas tomadas al enemigo y el texto del Tratado de Paz.

El Directorio en fecha 21 de floreal (10 de mayo de 1796), sin haber sido Coronel efectivo, Murat es nombrado General de Brigada.

El 30 de mayo, en Valeggio carga contra 3.000 Dragones piamonteses y toma las posiciones en que se hallaban atrincherados 4.000 Infantes. Murat se apodera de dos banderas, cuatro cañones y toma 2.000 prisioneros.

El 16 de julio manda la Vanguardia del general Vaubois, encargado de ocupar la Toscana. Murat se apodera de Liorna. De regreso se les adscribe al general Serurier para atacar Mantua.

El 18 de agosto al mando de una columna móvil, en Casal Maggiore, desarmando la población y ocupado en la recaudación de una tasa por la revuelta antifrancesa.

Cuando es el 2 de septiembre se encuentra en Rovereto persiguiendo al enemigo y vadeando el río Avio con el 10º de Cazadores. El día 5 esta en Basano al mando de la Caballería. El 6, lo vemos en Verona, esperando al general Kilmaine. Días después cae herido en la batalla de San Giorgio.

El 14 de enero de 1797, tiene lugar la batalla de Rívoli, el general Rey se retrasa con la caballería, Murat que se encuentra en Saló, oye los cañones y no lo duda, emprende veloz carrera, atraviesa el lago en barcas y al mando de media Brigada de Infantería ligera, conquista Torri. Durante toda la noche a marchas forzadas, logra presentarse en la madrugada del día 15 en las colinas de La Corona, y asalta por sorpresa el flanco de los húngaros de Alvinzy, haciendo gran número de prisioneros y poniendo al resto en fuga.

A partir del 16 de marzo alcanza la orilla derecha del Tagliamento, ataca Gradisca, rechaza al enemigo en Goritzia. Pasa a Leoben y se aproxima a Milán. Luego vendrán Rastadt, Roma, Albano.

En 24 de abril de 1798 se halla en Génova para unirse al gran convoy que partirá hacia Egipto. No obstante conviene no olvidar la gran relación que guardaba con el Director Barrás. Murat llegará a Alejandría con la misión de servir de enlace entre los generales Kleber y Menou, como Comandante de una Brigada de Dragones. Al mando de la Reserva, compuesta por el 15º y del 18º de Dragones al principio, pasará luego a disponer exclusivamente del 14º y del 18º.

La provincia de Keliu pasa a ser gobernada por Murat en agosto de 1798. Allí se mantiene hasta que el 30 de octubre, Napoleón le ordena salir para El Cairo donde se encargará de la policía nómada.

Cuando Napoleón prepara la expedición a Siria, Napoleón encarga el mando de la Caballería a Murat. Parte de El Cairo la expedición, el 10 de febrero de 1799, tras diversas acciones, el 15 de abril esta dispuesto a pasar el puente sobre el río Jordán, el ataque decidido de la Caballería gala a quien siguen ardorosamente los infantes, pone en franca huida a los más de 3.000 jinetes árabes que habían intentado cortarle el paso. Luego vendrán las victorias de Abukir, donde en la primera fase de la batalla, en menos de dos horas infringe a los turcos unas pérdidas de no menos de 5.400 soldados ahogados en el mar, 1.400 muertos y heridos sobre la arena, 1200 prisioneros, 18 piezas de artillería y 50 banderas. Tras la toma del puesto de mando de Seid Mustafá Bajá, quedan en poder de Murat, 100 banderas, 32 piezas de artillería y más de 3.000 prisioneros. Murat que personalmente atacó la tienda del general turco, resultó herido de un disparo en plena mandíbula, al decir del propio herido: "...es verdaderamente un tiro único y en extremo feliz, porque la bala ha penetrado, sin romper la mandíbula, ni dañar la lengua, ni quebrar un solo diente. Me aseguran que no quedaré desfigurado...". El Directorio en París dijo: "...El gran éxito de las acciones, que influirán tanto en la gloria de la República, se debió excepcionalmente al ciudadano general Murat; pedimos para él, el grado de general de División; siendo su Brigada 7º de Húsares 3º y 14º de Dragones la que ha llevado el mayor peso y ha realizado lo imposible...".

Ya tenemos a Murat, en julio de 1799, con grado de general de División y tan solo 32 años, reponiéndose en Alejandría.

El 9 de octubre, tras cuarenta y cinco días de apacible navegación, los navíos Carrère y Muiron, y sus dos escoltas, llegan a la rada de Frejus. Murat, Lannes y Marmont navegan en el primero de los navíos, Napoleón, Berthier, Berthollet, Bourrienne y Monge lo hacen en el segundo de ellos.

El 9 de noviembre es nombrado Comandante del la 17 División.

El 19 es quien expulsa de la sala de los Quinientos, a los parlamentarios que habían condenado a Napoleón. Murat a la cabeza de sus oficiales, se arroja impetuosamente sobre la tribuna y les grita a que la Asamblea queda disuelta y empuja s los Granaderos a llevar a cabo el desalojo.

Resultará nombrado Jefe de la Guardia Consular, el 11 de frimario (2 de diciembre de 1799).

El 15 de marzo de 1806, Napoleón le confiere los Ducados de Clèves y de Berg

Murat estaba en Bayona ya el día 26 de febrero de 1808, sin embargo no sale hasta la noche del 8 de marzo, alcanzando Vitoria el 10, el 16 está en Miranda, en Castillejo el 19 de marzo.

La entrada de Murat en Madrid es el 23 de marzo, con gran alborozo y muestras de alegría por parte de la población, que no sospecha los soterrados acuerdos que había entre Napoleón y el Príncipe, ahora ya Rey Fernando VII. Después de la llegada a Bayona, el 21 de abril, Murat es el dueño realmente de la Corte española. Su comportamiento prepotente, desoyendo a la Regencia y haciendo gala de una ostentación inusitada, comienza a surtir efectos entre aquel pueblo que tan bien le había recibido. El día 2 de mayo de 1808, amanece con los ánimos del vecindario soliviantados por la noticia de que es el día en que van a trasladar al Infante don Francisco de Borbón y a la reina María Luisa.

El clima de España no fue propicio a Murat. El 28 de junio sale en dirección a su nuevo destino asignado por el Tratado de Bayona, firmado el 15 de julio y que dice:

"Artículo 1. Su Majestad el Emperador y Rey de los Franceses, cede a Su Alteza Imperial y Real el Gran Duque de Berg, sus derechos a la Corona de Ambas Sicilias...".

Un mes más tarde ya se encuentra de nuevo en París, descansando y cuando llega Napoleón le ordena marchar de inmediato a su destino en Nápoles. Creemos ver que el Emperador comienza a sentirse un poco cansado de las ambiciones de Murat, al menos eso inferimos de la detenida lectura de las cartas que se intercambian en estas fechas.